RECIENTEMENTE
INICIO / ECONOMÍA / Ajustes de sueldo o ilusión monetaria: Venezuela es el cuarto salario más bajo del mundo, luego de 60 aumentos

Ajustes de sueldo o ilusión monetaria: Venezuela es el cuarto salario más bajo del mundo, luego de 60 aumentos

Venezuela ha sufrido, en términos de PIB, la que probablemente es la tercera peor crisis en la historia, a nivel internacional. Ello ha destruido por completo el sistema de seguridad social, el importe de los ahorros, de las pensiones y jubilaciones, y, por supuesto, ha disminuido en un 98 % el monto del salario y el bono de alimentación, que en 2001 habían alcanzado los 401 dólares mensuales. Ello ha causado una crisis humanitaria sin precedentes, una explosión del hambre y de la miseria extrema en el país. El salario actual, 27 de marzo de 2023, apenas cubre alrededor del 1,54 % de la Canasta Alimentaria crítica (CENDAS, FVM: 486 dólares mensuales[1]), la no cobertura de la misma implica que un hogar se encuentra en pobreza extrema.

A principios del año ha habido una explosión de protestas salariales en cerca del 40 % de los municipios de todo el país. Diversos gremios han salido valientemente a luchar en las calles en contra de la conculcación de sus derechos laborales más elementales. Tal disputa no ha tenido la importancia mediática que amerita, pero ha sacudido un espectro político sumergido en la abulia y en la sensación de derrota. A pesar de algunos intentos fútiles de acusar a los marchantes de agentes de la CIA o asalariados del imperio, las nutridas manifestaciones han contado con una buena cantidad de empleados públicos chavistas que han salido a demostrar su profunda inconformidad con una política salarial que los tiene al borde de la inanición. Tan impensado fenómeno es digno de un análisis multifactorial ajeno al espacio del cual dispone esta revista. Sin embargo, se puede trazar un esbozo representativo de lo que técnicamente se llama: ilusión monetaria, lo que podría explicar el inmenso grado de frustración que sufren millones de trabajadores y que los lleva a salir a la calle. Veamos.

La flagrante violación a la constitución y a los derechos laborales adquiridos

En breves palabras, se ha incumplido el artículo 91 de la CRBV, y no se han realizado aumentos salariales, en consonancia con el incremento intermensual en el precio de la canasta básica. Por ende, el salario se ha quedado estancado, causando una explosión en los índices de la pobreza extrema. Como antes se ha indicado, en la CRBV se indica que es menester que el Estado se comprometa a subir los salarios (al menos, cada año) tomando como referencia el costo de la canasta básica. Es decir, si en un año la canasta básica aumenta en 200 %, el salario debería aumentar en un número correlativo para poder mantener el poder adquisitivo. En los últimos años, el Índice Nacional de Precios al Consumidor: INPC, ha mostrado cifras oficiales altísimas que veremos en el cuadro a continuación.

 

Figura 1: Tabla relativa al devenir del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC)
Fuente: Tabla de elaboración propia con base a la data derivada de las publicaciones oficiales del BCV (2008-2022 -octubre-). Para el año 2023 se usó la inflación anualizada (feb. 22 a feb. 23) que publica el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF).

A la fecha, 27 de marzo de 2023, no hay data disponible de la inflación de los meses posteriores a octubre de 2022. Aun así, es notorio observar, que las enormes tasas de inflación de los últimos años, no se han visto correspondidas con aumentos salariales que restituyan el poder adquisitivo perdido por el incremento inflacionario. El último acrecentamiento salarial data del 15 de marzo de 2022, es decir, hace un año no se incrementa el salario, y, por ley, debería éste haber aumentado en alrededor de 500 %, tal como lo dice el artículo 91 de la CRBV, que a continuación reproducimos:

“Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales (…) El Estado garantizará (…) un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica…”

En síntesis, es necesario destacar que la tradición legal venezolana y la legislación vigente garantiza el derecho a un “salario suficiente”, no discriminatorio, que permita “vivir con dignidad”; que tome como referencia el costo de una canasta básica y que se fije, al menos anualmente, por decreto a cargo del Ejecutivo. Lamentablemente, hay un rezago fatal en el cumplir de dicha normativa.

El devenir del salario en divisas a precios corrientes

Una de las formas más sencillas de ver el trasegar del Ingreso Mínimo Legal (IML) es medirlo en divisas con cierta “estabilidad”, para ello se suele usar el dólar estadounidense. Con ello se puede apreciar de manera aproximada el poder adquisitivo que tienen las remuneraciones. Medido a “dólares corrientes”, se refleja simplemente el importe que resulta entre dividir el IML entre el tipo de cambio. En el gráfico siguiente, notamos que el IML alcanzó, en 2001, la cifra de 401 dólares mensuales. Para ese año, el salario venezolano tenía el mayor poder de compra de entre todos los sueldos de América Latina, dados los bajos costos de los servicios públicos y de muchos alimentos. El gráfico revela que el salario ya había disminuido en casi 90 % cuando apenas empezaban las primeras sanciones contra la economía, agosto de 2017. Por ende, es inadmisible culpar a las sanciones de la caída salarial.

Figura 2: Gráfico relativo al Ingreso Mínimo Legal en dólares de EEUU, a precios corrientes.
Fuente: Gráfico de elaboración propia con base a la data derivada de las Gacetas Oficiales de la República donde aparece el importe del salario mínimo, para finales de cada año. Para el tipo de cambio, se usó el tipo de cambio paralelo de la web: dólar today (1999-2018). Del 2019 en adelante se usó la cotización del tipo de cambio que publica el BCV, relativa a las mesas de cambio interbancarias.

Ilusión monetaria o el último aumento salarial del 15 de marzo del año 2022

Desde el 6 de febrero de 2013, fecha en la cual el bono de alimentación que forzosamente complementa al salario se incrementó en 19 %, hasta el 15 de marzo de 2022, se han realizado 60 incrementos salariales, ello es parte medular de la propaganda que el gobierno usa para ensalzar su política de protección social. Si medimos el aumento salarial neto a precios corrientes, estaríamos hablando de que el gobierno ha subido el salario en: 634.914.432.970,10 %. El asunto es que las políticas monetarias expansivas, es decir, la masiva emisión de dinero sin respaldo, ha hecho que la inflación[2] acumulada en ese mismo período, haya sido de 677.531.821.342,48 %. Resumiendo, diríamos que, a simple vista, los enormes incrementos salariales ofrecidos por el gobierno desde 2013, se han licuado inmediatamente debido a la política inflacionaria que él mismo ha venido generando con su oferta monetaria híper efusiva[3].

Los rimbombantes aumentos salariales como el de marzo de 2022, de nada más y nada menos que: 1.757,14 %[4], no son más que una: “ilusión monetaria”, es decir, aumentos en las cantidades nominales que expresa el salario (más ceros a la derecha), que no se ven representados en una subida del poder adquisitivo. Ello intenta disfrazar un largo proceso de aniquilación del poder adquisitivo, es decir, una desvergonzada transgresión al derecho al trabajo digno.

El salario en el sector privado y la ilegal política de bonificación salarial

La situación en el sector privado es menos dramática. Aunque desdichadamente el INE o el BCV no hagan estudios sobre el importe del salario, o sus condicionantes, varias consultoras han hecho atrayentes esfuerzos por auscultar en ese tópico. El Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) ha hecho sondeos interesantes en ese sentido. De su última investigación se observa que el salario promedio del sector privado alcanzó los 102 dólares en el primer trimestre de 2022, el cual se descompone en: 234,7 dólares para gerentes, 152,7 dólares para profesionales y técnicos, y 100 dólares para trabajadores que ejercen labores de baja cualificación[5]. También se evidenció que el 69% de los salarios se pagan en dólares, pero que el aumento de los precios en dólares está erosionando el poder adquisitivo de los salarios pagados en esa divisa. Según el OVF, entre diciembre 2021 y marzo 2022, los precios en dólares aumentaron en 10,1 %[6].

La política oficialista hiperinflacionaria y de “bonificación del salario” ha destruido a las prestaciones sociales de raíz, debido a que se pactan salarios de acuerdo a la normativa vigente: alrededor de 5 dólares mensuales; pero este se complementa con bonos en alimentos (bolsas de comida), bonos en divisas (o su equivalente en bolívares) y bonos depositados a portadores del carné de la patria. Así las cosas, el salario importa poco, lo importante son los “bonos”, que legalmente no se consideran “salario” y que no entran en los cálculos de las prestacionales sociales. Ello hace que la base con la que se calculen cotizaciones para vacaciones o jubilaciones, sea microscópica. Ello hunde en una incertidumbre terrible al obrero y es frontalmente violatorio del derecho al trabajo decente. Es lo que el viejo Marx llamaba: sobrexplotación de la fuerza de trabajo, lo cual deriva en una depauperación absoluta, e imposibilidad de reproducirse a sí misma como clase obrera portadora de la subjetividad productiva que otrora poseía[7]. Así las cosas, los “bonos” suelen ser entre el 80 % y el 95 % de la remuneración recibida por la clase obrera, un verdadero atropello y un acto completamente ilegal de acuerdo a la Ley del Trabajo vigente[8].

El salario mínimo sigue muy lejos de la canasta alimentaria (pobreza crítica)

En el último reporte del Centro de Documentación y Análisis Social de la FVM se refleja que la canasta alimentaria familiar (CAF) tiene un costo de 486,87 dólares, para el mes de enero[9]. El salario actual que podía comprar cerca de 15 productos de la cesta alimentaria más modesta, en marzo de 2022[10], un año después, sólo permite adquirir los 4 bienes más baratos de la CAF.

La no cobertura de la CAF en un hogar, hace que el mismo se considere en pobreza crítica/extrema. Si pensamos en la canasta básica familiar que contiene otros bienes esenciales para una familia, además de los alimentos, estaríamos hablando de un importe mensual cercano a los 973 dólares, para que un hogar sea considerado como: no pobre. Eso sería alrededor de 130 IML actuales.

Como antes observamos, el salario promedio en el sector privado apenas equivale a un poco más de un quinto del importe de la canasta alimentaria, y a una décima parte de la canasta básica ampliada[11]. A continuación, dejamos una tabla relativa a los salarios mínimos más bajos del planeta. Acá podemos ver cómo el salario en Venezuela es el cuarto salario más bajo del mundo en la actualidad. Tal cuestión es inaceptable para un país rico en recursos naturales y humanos. Las pésimas políticas económicas y una corrupción dantesca, secan a un fisco que aparte del petróleo, cobra impuestos elevadísimos, para el pobre servicio que presta.

Figura: 3, Tabla. Los salarios mínimos más bajos del planeta
Fuente: Tabla de elaboración propia con base a la data de Bancos centrales y ministerios de finanzas de cada país, compiladas por: Country Economy, national minimun wage. Para Venezuela se usó el salario sin el bono de alimentación.

Corolario

Sin atender a la totalidad concreta que representa la economía nacional, una fracción de un proceso mundial de acumulación de capital, es imposible proponer cambios que puedan incidir, de manera adecuada, en la necesidad de lograr un incremento salarial sostenible, progresivo y útil en el marco de un proceso de recuperación económica que pueda impulsarlo. Ergo, tal situación requiere de medidas de emergencia que puedan frenar el avance de la crisis general. Tales medidas no pueden ser exclusivamente salariales, ello sería absurdo, por ende, un aumento salarial sostenible derivaría de una serie de factores económicos, políticos y sociales, de índole estructural. En un próximo artículo abordaremos este tema.

(Autor del estudio: Economista Manuel Sutherland) / economista y director del Centro de Investigación y Formación Obrera (CIFO), Caracas. Tomado de Efecto Cocuyo

Fuentes Consultadas:
[1] CENDAS, FVM. Consultado el 27/03/2023. Federación Venezolana de Maestros. Disponible en: https://fvmaestros.org/cendas-fvm-canasta-familiar-alimentaria-enero-2023/#:~:text=El%20Centro%20de%20Documentaci%C3%B3n%20y,datos%20suministrados%20por%20el%20Dir.
[2] Banco Central de Venezuela. (s.f.). BCV. Recuperado el 25 de Abril de 2021, de http://www.bcv.org.ve/
[3] Sutherland, M. (2 de Mayo de 2022). Revista PolitiKa. Obtenido de https://politikaucab.net/: https://politikaucab.net/2022/05/02/el-1-de-mayo-el-salario-mas-bajo-de-america-tras-60-aumentos-ilusion-monetaria/
[4] Villareal, K. (16 de Marzo de 2022). El Nacional. Obtenido de https://www.elnacional.com/venezuela/gaceta-oficial-asi-quedo-el-salario-minimo-y-las-pensiones/
[5] OVF. (31 de 03 de 2022). Observatorio Venezolano de Finanzas. Obtenido de observatoriodefinan-zas.com: https://observatoriodefinanzas.com/el-salario-promedio-del-sector-privado-alcanzo-a-us-101-en-el-primer-trimestre-de-2022/
[6] Ibíd.
[7] Sutherland, M. (2 de Mayo de 2022). Revista PolitiKa. Obtenido de https://politikaucab.net/: https://politikaucab.net/2022/05/02/el-1-de-mayo-el-salario-mas-bajo-de-america-tras-60-aumentos-ilusion-monetaria/
[8] Ibíd.
[9] Finanzas Digital. (20 de abril de 2022). https://finanzasdigital.com/. Obtenido de https://finanzasdigital.com/2022/04/cendas-fvm-canasta-alimentaria-familiar-en-mar22/
[10] Fabrizio, S. (08 de 04 de 2022). El diario. Obtenido de eldiario.com: https://eldiario.com/2022/03/06/alimentos-comprar-aumento-salario-minimo/
[11] Sutherland, M. (2 de mayo de 2022). Revista PolitiKa. Obtenido de https://politikaucab.net/: https://politikaucab.net/2022/05/02/el-1-de-mayo-el-salario-mas-bajo-de-america-tras-60-aumentos-ilusion-monetaria/

Anuncia con nosotros en Radio y a través de nuestro portal,
gracias a nuestro combo Productivo de Informa2ve, desde 180 $ al mes.
Somos Informa2ve, hacemos comunicación productiva


פותח את ידך
Llámanos ya: +584168669475 y +584244584910, inversión desde 180 $
incluye promoción radial, portal informativo y Redes Sociales.
יש פרנסה . אלוקים תודה
Contáctenos:
https://wa.me/584244584910
https://t.me/RCCarlosj

Información: PolitiKa UCAB (Tomado de Efecto Cocuyo) | Agencias|
Transcripción: B. Bracho (C.N.P. 12.249) | C. Romero (C.N.P. 24.081)
Otras Noticias vía Informa2ve:Restauran la obra “Perla de Margarita”: Hija del maestro Soto autorizó los trabajos
525 lecturas

Acerca de Informa2Ve

¡Somos Comunicación Productiva!

Verifica También

Mercado Turístico vía Informa2ve |Le Vi en Turismo por Levy Benshimol (10/06/24)

LEVY BENSHIMOL R. benshimol9@gmail.com DE QUITO A PORLAMAR POR AEROREGIONAL Y DE MAIQUETÍA A MADRID …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *